26 enero, 2023

Trastornos de la Conducta Alimentaria. Otros trastornos alimentarios

trastornos_alimentarios_otros

Continuando con el repaso a aquellos otros trastornos de la conducta alimentaria que pueden presentarse en nuestro comportamiento nutricional, fundamentalmente en las etapas correspondientes a la pubertad y la adolescencia, hoy vamos a poner fin definitivamente a esta serie de artículos realizando un resumen de los distintos trastornos que han pasado a formar de esta clasificación en la última versión del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V), que en la versión anterior de este manual estaban encuadrados dentro de la categoría de ‘Trastornos iniciados en la infancia o la adolescencia’.

Así, podemos considerar como otros trastornos alimentarios los que pasamos a exponer a continuación:

Trastorno por rumiación: se caracteriza por la regurgitación voluntaria y repetida de aquellos alimentos ya ingeridos, con objeto de volver a masticarlos.

Esta práctica imposibilita el mantenimiento de un peso corporal adecuado y puede diagnosticarse cuando la regurgitación se produce de forma repetida, durante al menos un mes, sin que existan náuseas o dolencias de carácter gastrointestinal.

Trastorno de ingestión alimentaria de la infancia: se asocia al rechazo a la ingesta de determinados alimentos o en aquellos casos en los que el niño presenta conductas alimentarias alejadas de la normalidad, asociadas a un comportamiento intransigente.

La presencia de este trastorno puede diagnosticarse a partir de la concurrencia de las siguientes conductas:

  • La alteración de la alimentación se asocia a una dificultad persistente para la ingesta adecuada de alimentos, con una incapacidad significativa para aumentar o, incluso mantener el peso corporal durante, al menos, un mes.
  • Dicha alteración no está asociada a una dolencia gastrointestinal ni a ninguna enfermedad médica asociada.
  • El inicio de este trastorno se produce en menores con una edad inferior a los seis años.
  • Puede ir acompañado de la presencia de un trastorno por rumiación.

Pica; se trata de un trastorno basado en la ingesta voluntaria de sustancias no nutritivas, como puede ser papel, arena, etc.

Su presencia es muy rara y residual en la edad adulta, si bien esta práctica es bastante más habitual durante la infancia, y con mayor frecuencia en aquellos niños y niñas con autismo o algunos tipos de discapacidad intelectual.

La Pica se puede diagnosticar a partir de una ingesta continuada, durante al menos un mes, de sustancias no nutritivas, en una edad que no se corresponde con etapas tempranas del desarrollo evolutivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.