26 enero, 2023

El constructivismo como método educativo

Constructivismo en educación

El aprendizaje no es únicamente la acumulación de contenidos, sino que conlleva una gestión y elaboración activa por parte del sujeto que aprende. El constructivismo, como término que se usa de forma habitual en el ámbito de la Educación y más concretamente en la pedagogía y la psicología, aborda los procesos de construcción del conocimiento y sienta las premisas para desarrollar al máximo las capacidades del alumnado.

¿Qué es el constructivismo en educación?

Para responder a qué es el constructivismo es preciso concretar que no se entiende como una teoría en sí, sino más bien como un marco explicativo que presenta una serie de principios para contextualizar la enseñanza. Dentro de este paradigma se integran diferentes teorías que, con disonancias entre ellas, comparten una idea común: la persona que aprende es la protagonista de su proceso, y, como tal, desempeña un rol activo a través del cual construye y reestructura su aprendizaje. 

El marco educativo y curricular actual (LOE-LOMLOE), plasma las bases psicopedagógicas de la teoría del constructivismo asumiendo que el alumno construirá su conocimiento a través de situaciones de aprendizaje siendo el rol del docente un facilitador y mediador del proceso. La actividad mental y cognitiva del sujeto que aprende se revaloriza tomando un papel totalmente protagonista.

Principales objetivos del constructivismo en el aula

Como se puede prever, los objetivos de la Educación actual serán hacer protagonista al alumnado en su propio proceso de elaboración del conocimiento. Para ello se facilitará al alumnado un rol activo en su proceso de reorganización cognitiva, se favorecerá la interacción y el agrupamiento cooperativo en el aprendizaje y se orientará al alumno a la toma de conciencia de la realidad. Otro de los objetivos será el de favorecer la metacognición, entendida esta como la habilidad para enfocarse hacia los propios procesos cognitivos.

Constructivismo educacional

¿De qué trata la teoría constructivista de Piaget y el socio-constructivismo de Lev Vygotski? 

De acuerdo con Piaget y bajo el halo constructivista, el aprendizaje sería un producto entre el pensamiento y la experiencia con el ambiente. El niño/a nace con una curiosidad e interés innato para conocer el mundo que le rodea y, en función de estas interacciones se desarrollarán progresivamente las diferentes operaciones mentales a través de los procesos de asimilación, acomodación y equilibración. Piaget establece cuatro etapas para comprender cómo se organiza el desarrollo cognitivo:

-Etapa sensoriomotora (0-2 años)

-Etapa preoperacional (2-7 años)

-Etapa operaciones concretas (7-11 años)

-Etapas operaciones formales (11 en adelante)

Por su parte, el constructivismo social de Vygotski enfatiza la importancia del entorno social, el lenguaje y la cultura en el aprendizaje de los individuos. Dicho de otro modo, el desarrollo humano no puede ser entendido sin el ambiente social en el que se perfecciona: son inseparables.

¿Cuáles son los beneficios del constructivismo?

El aprendizaje constructivista ensalza la función cognitiva y la acción de la persona como receptáculo activo del conocimiento. Bajo este paradigma se describen las siguientes ventajas educativas:

-Se orienta al estudiante a desempeñar una actitud proactiva de aprendizaje

-Facilita la elaboración del conocimiento como un todo integrado

-Facilita la reflexión metacognitiva dirigiendo al alumnado hacia sus objetivos

-Potencia la competencia clave de aprender a aprender

-Aporta el soporte para realizar aprendizajes cooperativos, significativos, la zona de desarrollo próximo, andamiaje, etc.

¿Cómo se aplica el aprendizaje constructivista en la educación virtual?

La educación virtual encarna una modalidad educativa que ha tomado las primeras posiciones en la educación, entendida dentro de las Tecnologías del Aprendizaje y la Comunicación (TAC). La tecnología educativa ofrece infinitas posibilidades para aplicar las herramientas constructivistas. A continuación, se incluyen algunas recomendaciones para esta modalidad del constructivismo en el aula virtual:

-Se facilitan situaciones de aprendizaje contextualizadas y realistas.

-Facilitar la participación del alumno a través de simulaciones, realidad virtual o situaciones reales.

-Organizar actividades que permitan construir significados con mapas conceptuales, esquemas, infografías, etc.

-Potenciar las interacciones y relaciones entre el alumnado.

-Diseñar entornos virtuales de aprendizaje como herramienta de enseñanza.

Marta Álvarez

Marta Álvarez Morillas. Graduada en psicología con especialidad en orientación educativa. Redactora en el blog de Instituto Serca.

Ver todas las entradas de Marta Álvarez →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.