29 septiembre, 2022
Coaching Educativo

¿Qué hay que estudiar para ser coach educativo?

Es innegable reconocer que nos encontramos en tiempos de cambio constante. La vida, que ha experimentado una gran aceleración, especialmente en las últimas décadas, nos demanda una adaptación permanente a todo lo que ocurre a nuestro alrededor. No es de extrañar, por tanto, que florezcan nuevas disposiciones para ajustar las necesidades y urgencias de este presente a las nuestras.

Si continuamos en esta dirección, la sociedad inerva su transformación en la Educación a través de la fuente sociológica. Es decir, la educación, como génesis para impulsar el desarrollo férreo del ser humano, recoge los cambios sociales para adaptarse y responder a los mismos.

El coaching, como una nueva forma de mediación social, ha expandido su aplicación al ámbito educativo, centrada de forma concreta en el proceso de enseñanza-aprendizaje. A continuación, centraremos más su objeto de estudio.

¿Qué es el coaching en la educación y para qué sirve?

Para poder responder a que es el coaching educativo, comenzaremos estableciendo una estrecha relación entre coaching y entrenamiento, siendo el coach el profesional que desempeña la función de acompañamiento al sujeto.  Rápidamente este concepto extrapoló sus premisas desde el área del deporte o de la empresa, al campo social: Servicios Sociales, acciones familiares, educación… De acuerdo con Gutiérrez y Prieto, el coaching educativo es considerado como una mediación pedagógica, con nuevos procedimientos y metodologías para incrementar el potencial y el empoderamiento de los educandos. Una auténtica innovación educativa que maximiza el proceso de aprendizaje y el desarrollo de competencias.

Las características principales de esta disciplina se pueden sintetizar en las siguientes:

a) El diálogo, actuando mediante conversaciones de reflexión e intercambio de ideas.

b) La concreción, a través de comportamientos susceptibles de mejora.

c) La bidireccionalidad entre educandos y coach.

d) La flexibilidad, a través de un ajuste y adaptación constante al receptor.

e) La especificidad, con objetivos definidos, claros y evaluables.

En esta línea, procederemos a esclarecer, mediante los siguientes elementos, para qué sirve el coaching educativo:

  • Orientar para el desarrollo competencial del futuro personal y profesional.
  • Conducir y facilitar la resolución de problemas.
  • Reflexionar sobre creencias y valores personales y/o sociales.
  • Identificar y prevenir elementos que impidan el correcto y adecuado desarrollo.
  • Identificar y seleccionar recursos adecuados.
  • Potenciar la creatividad y guiar hacia la búsqueda de soluciones orientadas a objetivos.

¿Cuáles son las ventajas del coaching educativo?

Las estrategias y técnicas de coaching educativo que ya se están implementando en las aulas ofrecen una alternativa para realizar nuevas y más ajustadas prácticas de aprendizaje. Esta pedagogía conlleva un acompañamiento en el progreso de habilidades, actitudes y destrezas de la persona, orientándose hacia la consecución de objetivos y metas. Las principales ventajas del coaching educativo se engloban en cinco áreas:

1. Liberar el potencial y cumplir objetivos

La orientación y el acompañamiento encaminan al alumnado a alcanzar los resultados y metas propuestas desplegando competencias, destrezas y habilidades.

2. Empoderamiento y aumento del bienestar

El éxito y los triunfos suponen una fuente casi inagotable de motivación, que, a su vez, incide en el bienestar global. Esta articulación apremia la automotivación y potencia el desarrollo personal.

3. Orientar y guiar el proceso de aprendizaje.

El coaching educativo potencia la reflexión y búsqueda de metodologías y prácticas pedagógicas ajustadas a las necesidades del educando, por tanto, maximiza la oportunidad de aprender de forma más individualizada.

4. Potencia el trabajo en equipo

Esta disciplina se fundamenta en la competencia social, en el trabajo cooperativo y en el fomento de la interacción interpersonal.

5. Facilita el autoconocimiento

La clave del coaching podría ser representada por la inteligencia emocional y el autoconocimiento: representan el pilar fundamental como elementos de desarrollo global y armónico. 

¿Qué hay que estudiar para ser coach educativo?

El coaching en la docencia requiere de una formación especializada en materia de pedagogía, destrezas, competencias y herramientas de coaching educativo.  Esta innovadora práctica se localiza en una constante búsqueda para responder con nuevas alternativas a los viejos problemas aun arraigados. Para ejercer eficazmente las complejas funciones que hemos descrito anteriormente, el profesional ha de adquirir y entrenar altas y específicas competencias muy diversas, como optimizar, igualmente, sus habilidades socioemocionales. Una formación específica y completa en el área incidirá y potenciará positivamente tanto a los estudiantes como de igual manera a los profesionales de la educación en su conjunto, actuando de manera globalizada sobre la comunidad educativa.  Para tal propósito un Máster Online en Coaching Educativo, te ofrecerá las herramientas más actualizadas y necesarias en este ámbito, capacitando al profesional en el desarrollo y aplicación de metodologías de enseñanza-aprendizaje, dentro o fuera del ámbito escolar.

Marta Álvarez

Marta Álvarez Morillas. Graduada en psicología con especialidad en orientación educativa. Redactora en el blog de Instituto Serca.

Ver todas las entradas de Marta Álvarez →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.